sábado, 15 de diciembre de 2012

Capítulo 1 - Cuatro paredes y mil y un recuerdos.


Rebusqué entre los vinilos con impaciencia. Paseaban entre mis dedos con agilidad, no era la primera vez que nos veíamos las caras. Buscaba uno en concreto, Help!, el quinto álbum de Los Beatles, que ya había escuchado como mínimo veinte veces. Aún así, no me conseguía cansar de The Night Before, I Need You o el mítico Yesterday. Sus acordes me tenían enganchada al tocadiscos tardes enteras, mientras estudiaba a Napoleón o realizaba operaciones matemáticas que entregaría a la mañana siguiente. 

Al fin lo encontré, lo había guardado al revés y por eso no reconocía la portada, a despistada no me ganaba nadie. Lo coloqué con cuidado bajo la aguja, apreté un par de botones y el disco comenzó a girar, y unos instantes después, la música a sonar. Sonreí, me acomodé en el puf morado que adornaba la esquina derecha de mi habitación y dejé que la música me envolviera como si de papel de regalo se tratase. Cerré los ojos, y durante unos segundos me permití no pensar en nada. Dejar la mente en blanco. Pero pronto la asaltaron los recuerdos, las emociones que siempre me habían hecho tan vulnerable y una simple realidad: me sentía, de nuevo, muy sola. Fruncí el ceño, estaba harta de que siempre los mismos pensamientos me atormentaran y no me dejaran disfrutar de mi canción favorita. 

Para huir de ellos, cogí mi portátil, el único que sabía cómo abstraerme del mundo. Tecleé mi contraseña y entré en Facebook. Tenía un mensaje de Ronnie, mi mejor y única amiga. Me preguntaba si me apetecería salir a tomar algo esa misma tarde, puesto que era sábado y las vacaciones de Navidad estaban a la vuelta de la esquina, y por lo tanto ya nos habíamos quitado de encima la mayoría de los exámenes. Éramos libres. Me apetecía bastante poco ir a una cafetería y entre los humos de mi descafeinado y su expresso mantener una charla infructuosa sobre cosas banales que no harían sino aumentar mis ganas de huir de esta pequeña ciudad. No es que no me gustara estar con Ronnie, puesto que después de todo era la única persona que había demostrado ser capaz de aguantarme, pero ella trataba de rellenar mis anormales silencios que se dejaban entrever en medio de nuestras conversaciones con cotilleos sobre las cuatro chicas un poco sueltas de más del curso superior o sobre los chicos nuevos del equipo de fútbol. Y podría parecer una desagradable, pero esas personas, no me importaban lo más mínimo. Pero realmente no podía culparla, ya que ella no se hubiera visto obligada a comentar estupideces sobre ellos si yo me hubiera atrevido alguna vez a contarle todo lo que pasaba por mi mente a lo largo del día, si le hubiera contado mis deseos, mis sueños; si la dejara, después de todo, conocerme. Ella no sabía prácticamente nada de mí, porque yo no se lo había permitido. 

Le contesté con un simple: ‘¿No ibas a quedar con Ed?’. Ronnie tenía novio desde vete tú a saber cuándo. Yo pensaba que nada más nacer ya los arroparon a Ed y a ella en la misma cuna, y que habían ido simplemente creciendo juntos. Ellos eran de esas parejas que no son empalagosas, de hecho siempre han sido muy discretos y él no conoció a los padres de ella hasta que llevaban un año juntos, pero sí de las que daban envidia. A ver, no es que a mí me hubiera gustado haber estado saliendo con alguien durante tanto tiempo y estar quedando con él tan a menudo, pero admiraba cómo era su relación. Se basaba en la confianza, en el cariño y, sobre todo, en la sinceridad. Eran incapaces de mentirse. De hecho, si no recuerdo mal, la única vez que discutieron seriamente fue porque hubo un malentendido y Ronnie pensaba que le había mentido. Respecto a eso eran firmes, no se permitían ocultar la verdad, y gracias a ello duraron tanto tiempo, así que creo que algo bien estaban haciendo. Además, que ella tuviera a Ed me hacía sentir un poco mejor si rechazaba alguna propuesta de vernos por parte de mi amiga. Sabía que si no quedaba conmigo, quedaría con él.

Cuando iba a cerrar Facebook, vi que Ronnie se había conectado y me estaba escribiendo. Me dijo que no había quedado con él, que ya se iban a ver por la mañana y que quería verme para contarme algunas cosas, que, a su parecer, eran muy interesantes. Al instante me di cuenta de que si me escaqueaba esta vez ella no me lo perdonaría, así que acepté su propuesta a regañadientes. Antes de desconectarme, ella me pidió que me pasara por su blog, el cual había actualizado. 

Ronnie tenía el blog, más o menos, desde que empezó a salir con Ed. Al principio sólo lo usaba para publicar trozos de sus libros favoritos con los que se sentía identificada y así tenerlos todos reunidos en un solo lugar. Pero un día, tras una tarde genial con su novio, empezó a escribir ella misma una especie de carta para él, que también decidió publicar. Con esta entrada, ganó un seguidor, y a partir de ese momento se picó y cada vez escribía más y más, y sus seguidores subían como la espuma. Para ser sincera, me sorprendió lo bien que escribía la primera vez que me pasó el enlace. Aún así, soy incapaz de acabar de leer sus posts. Todos tratan sobre el amor. El amor. Algo, una fuerza incontrolable, un sentimiento al que le da por vestirse de rojo y que rompe corazones a diestro y siniestro, era lo que parecía mantener viva a mi amiga. No sabía escribir sobre otra cosa. En cada una de sus palabras notaba cómo suspiraba por los rizos y los ojos verdes de su chico, cómo deseaba estar con él todo el tiempo que pudiera… 

No. Era incapaz de leer todo aquello. Aún así, empecé a leer la nueva entrada que me había recomendado que echara un vistazo.

‘Hoy, sus traviesos ojos han vuelto a encontrarme entre los miles de rostros de la ciudad. Unos instantes después, me ha abrazado, y me ha susurrado al oído que me quería. Yo he notado como miles de fuegos artificiales estallaban dentro de mí, irradiando su luz a través de cada uno de mis poros, me sentía brillar. He notado como si me zambullera en un mar casi congelado que un instante después se fuera a convertir en unas cálidas aguas termales. He notado como si alguien me inyectara felicidad en las venas…’

Puse los ojos en blanco y resoplé. Estaba tan engañada…ella de verdad creía en el amor. El amor juega contigo, te hace creer que eres feliz, te da todo cuanto pides, hasta que llega un día en el que se escapa jugando demasiado bien al escondite y te abandona dejándote ahogada en un mar de lágrimas. Y ella se había atrevido a jugar con él. Yo nunca había sido tan valiente, me parecía una tarea demasiado arriesgada. Me asqueaba el amor, me asustaba. Por ello, bajé rápidamente por el post hasta llegar a las imágenes. Imágenes de parejas felices, que se miraban a los ojos y se sonreían, como si la otra persona fuera lo más bonito que habían visto en su vida. Qué engañados estaban. Los compadecí y negué con la cabeza. Todos parecían prometerse un siempre, y a mí me costaba imaginar cómo podían ser tan ingenuos. Después de todo, si no les separaba una discusión, una mentira, una infidelidad, si no los separaba una huida irracional por parte de él porque se veía incapaz de criar a un hijo, como hizo mi padre, los separaría la muerte. 

‘Lo eterno no es compatible con nosotros, Nina, somos demasiado efímeros’, me repetía desde niña mi madre. Aunque quizá esa fuera su mejor excusa para justificar por qué mi padre, el chico por el que ella suspiraba y se sentía saciada de felicidad, nos abandonó el día en el que ella le confesó que estaba embarazada. Para mí él siempre ha sido un cobarde, aunque mi madre intentara disfrazarlo de príncipe encantador. Y, de hecho, la única razón por la que creo que ella sigue pintándolo así es para hacerme creer que tengo un padre ejemplar que me quería. No sé si cree que soy estúpida. Sé que yo soy la razón por la que dejó a mi madre, yo soy lo que mató a ese sentimiento que vestía de rojo entre ellos. Al igual que sé que mi madre nunca me ha culpado de ello, y sé que, aún así, ella no volverá a atreverse a amar.

15 comentarios:

  1. Daw,me ha encantado.Me he sentido en algun aspecto identificada.Escribes super bien y la historia en si tiene muy buena pinta,una chica que no cree en el amor y conoce a alguien por internet.Y ademas un chico como ryan que sdadsgdhfyv.Algo asi como el principio de canciones para paula,solo que escrito a tu manera,lo que lo hace mucho mejor.Tengo muchas ganas de ver como mejora tu historia.Un beso,Clari

    ResponderEliminar
  2. Bueno, esta historia tiene muy buena pinta, estoy deseando ver lo que pasa con Nina, a ver si consigue conocer a alguien que le haga creer en el amor, y a ver si confía en Ronnie para contarle todo lo inquietante de su vida.
    Increíble, escribes como los Ángeles Daw.
    Sigue así.
    Love.

    ResponderEliminar
  3. Daw en cuanto he leído esta historia se me ha puesto la piel de gallina.. me declaro totalmente adicta, me pasaré cada día para seguirla y no perderme detalle! De verdad, tu sensibilidad en cada palabra es impresionante! Besos guapisima eres una crack!:)

    ResponderEliminar
  4. Preciosa historia sigue asi ! te sigo
    pasate : http://coleccioniistademomentosfelices.blogspot.com.es/
    besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Lo leí todo! Y me ha gustado, me gusta el estilo en el que describes las cosas, pero cada loco en su royo ¿No? Hay gente que cree en el amor y otra que no. Gente que deja de creer cuando le rompen el corazón. Gente que no cree porque nunca ha amado. Gente que sí cree aunque nunca ha amado. Gente que sigue creyendo aunque le hayan roto el corazón. No sé, creo que todos necesitamos amor, sólo que no todos estamos conscientes que amar es correr un riesgo, porque amar no sólo es reír, es también llorar.

    No sólo me refiero al amor de pareja, me refiero al amor que se tiene hacia los amigos, los hermanos, los padres, la gente que más amamos generalmente es la que más nos ha hecho llorar. Pero los amamos.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  6. bonito blog,te dejo el mío por si te quieres pasar y echarle un vistazo,sígueme si te gusta:) muakkk http://porticaeriaymilvecesmas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Hola, acabo de encontrar tu blog, me ha encantado muchisimo tu biografia es estupenda, y la portada y muchos textos me han encantado, asi que no dudo en seguirte ya! te invito a pasarte por el mio si quieres que lo cree hace nada y todavía soy nueva, si te gusta no dudes en seguirme y si quieres podemos mantener contacto twittero: @angelscoratella
    un besazo guapa!
    http://blairchevaliers.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Bonito, será interesante la segunda parte (:
    Que tal, acabo de subir una nueva entrada, y ya que eres una de mis seguidoras, pensé que te interesaría saber.
    Saludos desde http://le-reve-couleur.blogspot.com/ te espero :D

    ResponderEliminar
  9. Hola! me encanta tu blog :) te sigo , me podrias seguir? besos xx http://myworld-leire.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  10. Argh, ¿pero qué es esta hermosura de blog? No tengo tiempo para pasarme, lo siento de verdad :(
    Pero, pero, ¡me encanta!
    ¡Un besasow! ^^ <3

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado tanto el post como el blog pero sobre todo el estilo que tienes al escribir.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Hola caracola :')
    Acabo de descubrir tu Blog, me encanta.
    Me siento muy identificada con Nina, es increíble, parece que somos almas gemelas.
    Veo que llevas meses sin actualizar *llora*. Aun así, guardaré tu Blog en favoritos y me pasaré de vez en cuando.
    Un besito enorme.

    ResponderEliminar
  13. Escribes super bien, me encanta. Veo que es una nueva historia así que te animo a que sigas con ella porque eres muy buena. Te sigo, así no me pierdo nada. Un muack ♥

    http://stanbitte.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Maravilloso, me ha encnatdo, escribes de una manera imprecionante!*.*
    Passate x mi rincón!:)
    http://veintiseislatidos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Recien leo la historia y me encanta!! Espero que decidas continuarla!
    Besos.

    Pau.

    ResponderEliminar

Si tienes alguna sugerencia, opinión, crítica constructiva...sobre lo que acabas de leer, ¡déjame leerla por aquí! Muchísimas gracias <3

P.D.: Respondo a los comentarios en tu blog, así que me pasaré por tu rincón lo antes posible.